Documento sin título

De Grandis destacó avances de las obras de los emisarios Moreno y Reconquista 

 

El Intendente Municipal, Carlos De Grandis, destacó el avance de las obras de los emisarios Moreno y Reconquista, que una vez finalizados en todas sus etapas resolverán los inconvenientes de anegamientos pluviales, en el marco de un proyecto director que busca planificar una ciudad a futuro para las próximas generaciones. 

A partir de un estudio de la recurrencia del agua por los próximos cien años, estas obras de desagües van acordes a contener esas lluvias que complicaban sectores de la ciudad. “Si esta ciudad hubiese sido pensada hace 30 años atrás con estas obras, no hubiéramos tenido problemas de anegamiento”, refirió el intendente. 

Por tal motivo, el municipio se propuso dar vuelta la historia y comenzar tiempo atrás una etapa nueva en obras de infraestructura pluvial.  “La obra del emisario reconquista es importante y abarca un radio de 120 hectáreas, que no es más ni menos que la calle Belgrano hasta América, América hasta Rosario, Rosario, Pitón, Rioja, Córdoba, hasta el arroyo San Lorenzo. Desde ahí va un caño mayor que es el emisario Reconquista, donde estamos construyéndolo in situ, en el mismo lugar a cinco metros de profundidad”, explicó De Grandis.

La primera etapa de la construcción del emisario Reconquista, con una inversión de 41 millones de pesos, se extiende hasta calle Jujuy. Simultáneamente, se harán los anexos a cielo abierto que conectarán con ese emisario, para transportar toda el agua hacia el arroyo San Lorenzo, en tanto, la segunda etapa del emisario llegará hasta calle Rosario.

La obra tiene un avance considerable con respecto a lo que se construye a cielo abierto, al término que las tareas son más complejas por debajo de los cinco metros de profundidad.

En cuanto al emisario de calle Moreno que el municipio construye también en la actualidad permite recolectar las aguas del norte de la ciudad que desembocan en el Río Paraná. “Toda el agua de los campos viene por Irigoyen. El agua del campo de Irigoyen y América, enfrente del Cementerio hacia el norte hay un campo que cruza el agua a la calle San Lorenzo, y se viene y toma los desagües de esa calle, que antes teníamos problemas y hoy no los tenemos. Mucha de esas aguas va a ir ahora al emisario de Moreno que va hacia el Paraná”, explicó. 

El emisario Moreno es una construcción de más de dos kilómetros de extensión. Nació a partir de una cañería que nació a nueve metros de profundidad en la barranca del Río Paraná, y que termina a tres metros y medio en Irigoyen. Una obra majestuosa que se hizo despacio y que pasó por debajo de las vías del ferrocarril, de los galpones de la Unidad XVI, tomando calle Moreno, el Parque Linda Vista, y terminará en Irigoyen con una rotonda.

De Grandis dijo al respecto que “arriba de ese emisario a vamos a construir una arteria, que saldrá a calle Moreno, y por donde los camiones nunca más van a transitar desde Irigoyen hacia América, y si logramos sacar la playa de Bunge, sacaremos también los camiones que van desde Irigoyen hacia el centro de la ciudad”, en el marco de un plan director pensando en el futuro para dejar una ciudad planificada. 

 

Enviar por email Enviar por e-mail

Compartir
Click para volver Volver